elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Theo Jansen

La vida y la muerte son temáticas constantes en la historia del arte. Desde las primeras expresiones rupestres (el historiador Arnold Hauser asegura que fueron concebidas con fines mágicos) hasta las últimas producciones del siglo XXI, todos los artistas se han referido a estos dos imperios teóricos. Durante los últimos veinte años, la evolución tecnológica y científica permitió dar un paso más: superar la etapa de representación para ingresar, directamente, en la capacidad de generar vida. Eduardo Kac, por ejemplo, desarrolla sus obras en base a la manipulación genética de distintos animales. El punto máximo de encuentro entre ciencia, arte y lenguaje contemporáneo es el artista holandés Theo Jansen (1948), creador de una serie de animales (Strandbeest) que utilizan como única energía el empuje del viento para trasladarse a lo largo de las playas de Holanda.

Jansen, considerado el mejor escultor cinético de la modernidad, asegura que las barreras entre el arte y la ingeniería existen sólo en la mente. Desde ese concepto se lanza a crear un universo de vida artificial basado en el uso de algoritmos genéticos. En su taller ubicado en Ypenburg concibe sus animales, diseñados mediante criterios de alta complejidad. El resultado son mecanismos analógicos, estéticamente similares a cuerpos esqueléticos, capaces de sobrevivir a las agresiones del mar, la arena y las inclemencias meteorológicas.

El proceso de construcción es puntilloso. Primero diseña y construye; después lleva los prototipos a la playa, evalúa cuáles tienen los mejores rendimientos y analiza posibles mejoras; cuando regresa a su taller perfecciona los diseños; luego vuelve a probar; y así sucesivamente hasta que considera que el animal puede valerse por sí mismo. Su intención es lograr una población que tenga su propio desarrollo, en un sector específico de la costa. Crear una nueva naturaleza.

Los animales de playa están construidos con caños de pvc y botellas de limonada. Jansen estudió primero el trabajo de la musculatura de un mamífero, la contracción, la dilatación y la capacidad de adaptación. Trató de copiar los procedimientos, intentando ser lo más sintético posible. Creó émbolos con botellas que se llenan de aire a través del movimiento de un juego de alas que se mueven con el viento. Los ‘músculos’ están controlados por ‘células nerviosas’: unos interruptores también hechos con pvc. Estas mismas ‘células’ son las que le permitirán desarrollar un cerebro, próximo paso que quiere dar en su proyecto.

La serie incluye varias especies, todas apodadas con nombres científicos, como el Rhinoceros Transport, el Geneticus Ondula y el Currens Ventosa, entre otros. Actualmente, Jansen está trabajando en nuevas especies, que ya están bocetadas digitalmente pero aún no fueron construidas.

En los últimos meses han aparecido rumores sobre una oferta que el gobierno de EEUU habría hecho al artista (también ingeniero) para aplicar sus conocimientos al campo militar. Se sobreentiende que un ejército de animales mecánicos que patrulla las costas 24 horas sin descanso es un proyecto tentador para cualquier esquema de seguridad. Por el momento son sólo habladurías. De todos modos, es bueno estar con los ojos abiertos.

Descargar
Imágenes de Theo Jansen
pass: http://elefantepixelado.blogspot.com/

Theo Jansen – Esculturas cinéticas

2 comentarios:

23 junio, 2009 Martín H dijo...

uno de los mejores artistas que vi en mi vida, quedé flasheado, verdaderamente impresionante

24 junio, 2009 Anónimo dijo...

guau! en youtube hay más videos:
http://www.youtube.com/watch?v=WcR7U2tuNoY
Esta conferencia está increíble:
http://www.youtube.com/watch?v=b694exl_oZo
pero está en inglés
zarpado blog