elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Alexander Calder

Estaba obsesionado con el dinamismo plástico, convirtió sus obras en máquinas cinéticas. Alexander Calder (1989 – 1976) finalizó sus estudios de ingeniería en 1919, en el Instituto Stevens de Tecnología. Tres años después ingresó en la Asociación de Estudiantes de Arte de Nueva York y para el otoño de 1926 se instaló en París. Allí comenzó a esbozar sus primeros retratos satíricos. Al poco tiempo comenzó a desarrollar las esculturas de alambre que lo catapultaron a la fama mundial. Sus performances eran asombrosas: aparecía con dos valijas repletas de muñequitos que se movían a través de hilos y poleas. Con esos elementos montaba un circo íntegro.

Armaba la carpa, la pista y los coches. Ubicaba a los animales, los presentadores y los artistas. Los acróbatas volaban por los aires, los payasos fumaban e inflaban globos, y los domadores se enfrentaban a temibles leones. Todo un microcosmos analógico que simulaba las viejas presentaciones de principio de siglo. Su amigo Isamu Noguchi accionaba el manubrio del fonógrafo para recrear las voces.

El Cirque Calder fue su propio laboratorio donde experimentó técnicas y fórmulas novedosas. Trabajó con materiales simples, sus personajes estaban construidos a partir de alambre, madera, caucho, papel, tela y metal. No mucho más. Su fijación era la representación del movimiento en sus objetos. Algunas de sus obras de gran formato, las que exhibió en la Galerie Percier en 1931 y de la Galerie Vignon en 1932, incluían motores eléctricos.

Además de la obra de Fernand Léger, Joan Miró y Piet Mondrian, Calder tomó como punto de inspiración la bóveda celeste y la Vía Láctea para crear un universo abstracto. En 1933 finalizó Objeto con discos rojos (más conocido como Calderberry) que él mismo describió como una barra de dos metros con una pesada esfera suspendida del extremo de un alambre que genera un nítido efecto de voladizo. Así nació la idea del móvil suspendido, sujeto a los movimientos aleatorios causados por la interacción de pesos y contrapesos. Comenzó, entonces, el desarrollo de los dos modos de escultura que lo hicieron famoso: el móvil y el estable (stábile). Los móviles de Calder (así los denominó Marcel Duchamp) son estructuras de formas orgánicas abstractas, suspendidas en el aire, que se balancean suavemente. Los estables (denominados así por Arp) son formas abstractas inmóviles que, por lo general, sugieren formas animales en tono humorístico.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Calder alcanzó su madurez artística. Sus esculturas impactaron con furia en el ambiente contemporáneo porque lograban sintetizar y sublimar las teorías de las vanguardias de los primeros años del siglo XX.

Su última obra fue el gigantesco Móvil rojo y blanco (1976) suspendido en el patio central de la Galería Nacional de Arte de Washington. Calder murió el 11 de noviembre, en Nueva York, a los pocos días de haber supervisado el montaje de la mayor exposición retrospectiva de su obra en el Museo Whitney de Arte Americano.

Descargar
Imágenes de Alexander Calder
pass: http://elefantepixelado.blogspot.com/

Le Grand Cirque Calder

0 comentarios: