elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Mozart: niño de oído absoluto

A los 14 años ya era un genio. Wolfgang Amadeus Mozart (1756 – 1791) era apenas un jovencito y ya había escrito más de 70 piezas musicales, incluyendo tres óperas: Apollo et Hyacinthus, a los 11; Bastien und Bastienne, a los 12, y La finta semplice, a los 13. Su enorme talento le permitió ganar en Salzburgo la plaza de Maestro de Conciertos. Era un galardón sin sueldo, pero a modo de estímulo la corona le financió un viaje de estudios a Italia, donde Leopold, su padre, pensaba que el niño Wolfgang triunfaría componiendo óperas.

Semana santa de 1770. Ambos llegan a Roma y se hospedan en una habitación modesta. Ocupaba el solio pontificio Giovanni Vicenzo Ganganelli, clemente XIV. Fue él quien decidió que, ese año, el Miserere de Gregorio Allegri se ejecute en la capilla sixtina. Las partituras del Miserere descansaban bajo siete llaves, sólo veían la luz una vez al año los 10 minutos y 9 segundos que dura su ejecución.

Era una oportunidad única para escuchar el Miserere. Wolfgang y Leopold se visten con sus mejores prendas y se acercan a la catedral de san pedro. Al finalizar, Leopold, conmovido, se lamenta de no tener las partituras. Su hijo, con la intención de darle una sorpresa, al llegar a la hostería se sentó a escribir de memoria en el pentagrama lo que recordaba de la obra: todo.

Leopold casi cae desplomado al suelo cuando tuvo entre sus manos el trabajo terminado.

La noticia sobre la existencia de una copia del Miserere atravesó Roma en cuestión de segundos y llegó hasta el vaticano. Todos los dedos apuntaron a clemente XVI, él, supuestamente, había quebrado el secreto. Se defendió, pero nadie le creyó. Tuvieron que llamar al joven Wolfgang para que explique de dónde había tomado las partituras.

-Las saqué de oído-, alegó.
-Imposible-, le retrucaron.

La solución al misterio fue poner a prueba al niño. Le tomaron un dictado musical complejísimo, que él resolvió sin errores. No quedó opción, hubo que creerle. Asombrado, clemente XIV lo nombró Caballero de la Orden de la Espuela de Oro, título que a pesar de los privilegios que otorgaba nunca interesó a Mozart.

Descargar
Mozart (1756 – 1791) - Piezas elegidas
pass: http://elefantepixelado.blogspot.com/

1 comentarios:

19 junio, 2009 Eugenia dijo...

Agustín: llegué acá por el link que aparece en tu página de Facebook. Te felicito por el blog. Estuve leyendo algunas cosas, y todo me resultó muy interesante. Te felicito también por dedicarte a hablar seriamente sobre Arte Contemporáneo, y me parece que tu aporte es muy importante en una cuidad como la nuestra, en donde "contemporáneo" pareciera resultar una mala palabra.
Agrego algo sobre Mozart y la anécdota del Miserere: no sólo es impresionante que recordara todo el Miserere, sino que más impresionante es que haya transcripto lo que hacían cada una de las voces de los coros. Porque estamos estamos haciendo referencia a una obra polifónica, lo cual quiere decir que existen muchas voces independientes, y que en la mayor parte de la obra suenan superpuestas.
Cambiando de tema, leí por Facebook que posiblemente ibas a ir al Recital de Piano del 24 de Junio. Te lo recomiendo nuevamente.

Saludos.