elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Miya Masaoka

Después de explorar las profundidades de la música clásica, la artista norteamericana Miya Masaoka (1958) se lanzó a experimentar. Sus composiciones para koto [instrumento tradicional japonés] y sus intervenciones para interfaces de video, láser, orquestas de cuerdas y coros mixtos se encuentran en un mapa tecnológico donde se cruzan la visualización de datos digitales, el comportamiento cerebral humano, la vida de las plantas y el movimiento de los insectos. Casi con intención pitagórica, Masaoka dirige sus esfuerzos en decodificar e interpretar la armonías propias de los seres vivos.

Para la instalación sonora interactiva Piece for plants utilizó una laptop, un sintetizador y una planta semitropical llamada filodendro. La planta interactúa como solista en un conjunto musical virtual. Masaoka conecta electrodos ultrasensibles a las hojas del filodendro que generan una onda de retroalimentación biológica. La planta es estimulada por una persona a través del tacto y la diferencia de temperaturas, las oscilaciones luego se convierten en música. La instalación se desarrolló por primera vez en el Lincoln Center Out of Doors, los mismos espectadores participaron en la concepción del bloque musical. “La pieza evolucionó al punto que terminó hablando sobre los miedos y las historias personales de la gente, nuestro papel como humanos en un entorno e interdependiente, y el potencial para comunicarse con las plantas que aún está por descubrirse”, explicó la artista.

Para Insects and the Body se vale de piel, insectos e imágenes digitales. El objetivo es reflexionar sobre las aspectos sociales de la interacción entre humanos e insectos. Masaoka ubica sobre el escenario un puñado de cucarachas y cientos de abejas. En base al sonido y el movimiento que generan, mezclados con sensores que registran el sonido interno del cuerpo en tiempo real, compone una pieza musical que originalmente derivó en un nuevo idioma: el kosectese, integrado por los sonidos de la instalación y fonemas japoneses e indostaníes.

Las obras de esta artista norteamericana-japonesa han dado la vuelta al mundo y han calado muy profundo en la tradición oriental, consecuencia de las nuevas formas de pensar e interpretar el koto. Su trabajo representa una expansión del instrumento aprovechando el campo virtual, siempre a partir de la improvisación y el procesamiento de información en tiempo real.

Masaoka, junto con la SF Sound Ensemble (Matt Ingalls, clarinete; Hugh Livingston, chelo; Tom Swafford, violín; David Birthelle, trompeta; John Shiurba, guitarra; John Ingalls, saxofón, y Rakesh Khanna, percussion), desarrolló la composición interactiva Thinking Sounds, basada en las ondas cerebrales de una persona elegida al azar entre el público.

La actividad cerebral se registra a través de un casco de EEG (electroencefalograma). El voltaje del cerebro se escucha amplificado y procesado por una computadora portátil. La representación gráfica de las ondas se superpone a un pentagrama, el sonido se filtra en midi y se envía a sintetizador para presentarlo en sus variables de tono, tiempo y timbre. Con el sonido final, los músicos improvisan en vivo. Para finalizar la acción, los músicos interpretan orquestalmente los datos beta, theta, alpha, delta y el movimiento ocular diferenciado.

Miya Masaoka: Pieces for Plants

5 comentarios:

05 julio, 2010 reina dijo...

qué locura man. me suena un poco snob, pero me gusta, que se yo. entre tanta superficialidad que se ve en estos tiempos... prefiero este tipo de información. buena onda.

05 julio, 2010 Humberto dijo...

nunca encuentro el lugar para dejar comentarios. ahora lo ví!
ja...

06 julio, 2010 Enrique Costantini dijo...

elefantes pixelados, gran espacio, brillantes los artículos. esta japonesa es yanquee, pero ella se denomina como las dos nacionalidades. igual, no es cuestión de ofender, su música para escuchar es pesadísima. participar deber ser distinto.

07 julio, 2010 Ricardo III dijo...

los japoneses siempre están un paso adelante. hay que seguir de cerca la producción oriental, están copando el mundo

12 julio, 2010 Melómano dijo...

Buenísimo. Me gustaría que escriban un artículo sobre bjork. Creo que se lo merece, es una artista contemporánea muy importante. ¿Puede ser?