elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Bill Plympton

Es capaz de crear una historia con una línea o fabricar una situación compleja en tres segundos. También puede dibujar 30 mil cuadros para un largometraje que avanza al ritmo de una ametralladora. Su creatividad no tiene límites. Con las ideas que Bill Plympton (1946) dispara en cinco minutos de animación, otros dibujantes han construido trayectorias completas.

Sus trabajos atraviesan temáticas delicadas, sexo-locura-violencia, desde una lectura tan inteligente y delirante que excede toda convención: exprime al límite las herramientas que el dibujo ofrece para concebir ficción. Ni siquiera hay elementos que sobran, todo está ubicado específicamente para hacer reír con elegancia. Utiliza las sombras, los huecos del dibujo. Descansa la mirada en lo invisible, encuentra humor en el entrelineado de lo cotidiano.

Desde joven comenzó a desarrollar su talento. Era un fan del cine y dedicaba horas al dibujo. El clima lluvioso de Portland (EEUU), su ciudad natal, lo ayudó a concentrarse casi con exclusividad en esas dos actividades. A los 14 años consiguió acercar un book a los estudios Disney, pero lo rechazaron por su corta edad. En 1985 tuvo su primera oportunidad de animar un videoclip, fue con The Android Sisters, la canción Boomtown, con letra del histórico Jules Feiffer. Después llegó su primer intento en solitario con Drawing Lesson # 2, y al poco tiempo su primer gran éxito: Your Face, un corto magistral donde un personaje canta una canción sobre su cara mientras sufre alocadas mutaciones.

Desde ese momento, su carrera fue un acenso constante. Hoy es uno de los animadores más cotizados del mundo. Acepta propuestas muy puntuales y viaja por los cinco continentes –lo invitan de todos los festivales y ciclos de cine habidos y por haber- con sus propias películas en una caja. Él mismo se encarga de distribuir su merchandising.

Su obra se divide en cortos y largometrajes (la mayoría animados), publicidades y videoclips, en total son más de 30 obras. Todo lo hace a mano. Él mismo dice que su estilo es “crudo”, trazos duros en un constante y deliberado temblor trabajado con la precisión de un ajedrecista. El procedimiento de producción es el más económico: Plympton dibuja y después chequea las pruebas de animación; si están en orden se fotocopian y los ayudantes las colorean con acuarela. Después se cortan y él mismo, con lápices de colores, repasa los ojos, la boca, las mejillas y el temblor.

DESCARGAR
Bill Plympton – Cortos seleccionados
pass: http://elefantepixelado.blogspot.com/

Push comes to shove

4 comentarios:

18 mayo, 2009 Anónimo dijo...

Genio!!!!

21 mayo, 2009 Lukas DG dijo...

jejeje habia visto ese corto en isat creo en una serie de cortos...

muy bueno

03 junio, 2009 Anónimo dijo...

Excelente!!!

22 febrero, 2010 Carolina dijo...

Gracias por ponerlo porque llevo tiempo buscándolo... el problema es que le falta el final a "comes to shove" que es como la parte más espectacular desde mi punto de vista.