elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Alfonsina Storni: el cuerpo

Dice el relato popular que la poetisa Alfonsina Storni se internó caminando en el mar hasta que las olas le cortaron la respiración. Falso.

La noche del martes 25 de octubre de 1938 Alfonsina concretó un plan que estaba fraguando hace largos meses. La trama comenzó en 1935. Mediante una intervención quirúrgica, para combatir un cáncer, le amputaron un seno. A pesar de que la cirugía sirvió para atenuar la enfermedad, Alfonsina nunca se recuperó de aquella agresión, sentía que su cuerpo había sido mutilado, lo cual la hundió en una tremenda depresión que la acompañó los últimos años de su vida. También sufría agudos dolores, sólo las dosis de morfina que se aplicaba diariamente eran capaz de calmarlos. La ciudad elegida para el fin de sus días fue Mar del Plata; antes lo había intentado en el Tigre, pero no pudo; justo una amiga que se acerca, en fin...

No se veía una sola estrella. Sentada en el escritorio de su habitación escribió una nota en tinta roja, Me arrojo al mar, anunció. Dos días antes había garabateado el famoso poema Voy a dormir, dedicado a su hijo, para las páginas de La Nación. Un dato curioso: el lunes 24 por la mañana había querido comprar un revolver. No se lo vendieron; de acuerdo con una reglamentación de la época las mujeres no podían portar armas de fuego.

A la una de la mañana del martes salió a la calle. Nadie la escuchó ni la vio partir. Estaba hospedada en el Hotel San Jacinto, ubicado entonces en 3 de Febrero 2861. A paso lento avanzó por las calles polvorientas hasta llegar a la escollera del Club Argentino de Mujeres, que en aquel momento se elevaba sobre el mar en una extensión de 200 metros, exactamente donde hoy se encuentran las playas que llevan su nombre. Uno de sus zapatos quedó atrapado entre los fierros antes de saltar al agua. Fueron casi seis cuadras. Durante el trayecto pudo haberse arrepentido, pero no, la decisión ya estaba tomada. Sus pies avanzaban impávidos. Atravesó el espigón y se lanzó al mar donde llenó, intencionalmente, sus pulmones de agua. Murió asfixiada.

El cuerpo sin vida fue encontrado por dos obreros -Atilio Pierini y Oscar Parisi- postrado en la orilla, helado y salpicado con arena. Llevaba horas humedecido por el gélido mar de octubre. La Nación tituló al día siguiente “Ha muerto trágicamente Alfonsina Storni, gran poetisa de América”. De ahí en adelante, la versión errónea comenzó a avanzar de boca en boca.

Descargar
Alfonsina Storni - Poesías
pass: http://elefantepixelado.blogspot.com/

4 comentarios:

16 marzo, 2010 Damián dijo...

Que interesante..no sabia que habia sido así..muy bueno. Saludos!

16 marzo, 2010 Anónimo dijo...

De un posteo súper moderno, a un dato del 38. Gracias elefante. Soy fan.

17 marzo, 2010 Lukas DG dijo...

Excelente y muy aportador lo suyo!!!
Saludos!

17 junio, 2013 Camila dijo...

Siempre me ha gustado mucho la poesía y por eso disfruto de conocer a distintos poetas y apreciar su trabajo. Muchas veces cuando voy de vacaciones, trato de disfrutar a autores literarios y poetas del lugar. Hace poco fui de vacaciones a los hoteles mar del plata y por eso pude disfrutar de leer mucha poesía