elefante pixelado

arte contemporáneo - biografías inéditas - ensayos

Zoe Papadopoulou

La artista inglesa Zoe Papadopoulou utiliza los principios nanotecnológicos para crear obras que reflexionan sobre los pro y los contra del desarrollo científico. Nada nuevo, es verdad. El hallazgo está en la exploración de los soportes y materiales que utiliza. Su intención es analizar el impacto social y medioambiental de la evolución tecnológica que caracteriza al siglo XXI, y dentro de esa línea hacer hincapié en el compromiso entre el espectador y la obra.

En The cloud Project (2009) investiga la posibilidad de fabricar nubes de helado. Sí, helado para comer, de cualquier sabor, flotando en el cielo. La idea surgió paralelamente al desarrollo de los últimos juegos olímpicos, que tuvieron lugar en Beijing en 2008. En esa oportunidad se sembraron nubes para evitar que llueva el día de la inauguración. Papadopoulou, en colaboración con Cathrine Kramer, utiliza el mismo procedimiento, pero riega la atmósfera con agua pulverizada, nitrógeno y una bacteria -una pequeña proteína láctea- que agrega el sabor. La nube sube al cielo, y con el tiempo, cuando recibe un choque de temperatura extremo, vuelve a la tierra en forma de copos de helado. Y no termina allí, la artista preparó una furgoneta donde sirve helado, quienes se acercan a comprar se enteran de este experimento y al mismo tiempo son invitados a debatir sobre las consecuencias de manipular los ritmos de la naturaleza.

La artista señala que los avances en nanotecnología e ingeniería a escala planetaria permiten moldear el medio ambiente a partir de las necesidades del ser humano. Ahora bien, inmediatamente surge la pregunta ética. A la cual hay cientos de respuestas. “Estos avances junto con el sueño de fabricar nubes de helado han inspirado una serie de estudios, son formas de alterar nuestras experiencias. El verdadero enfoque de este proyecto es dar la bienvenida a la gente en un espacio móvil, por fuera de las instituciones, para charlar e imaginar nuevos avances científicos y sus consecuencias”, agrega.

Para Nuclear Dialogues (2009) [Diálogos nucleares], consiguió, luego de arduas pruebas, la forma de cocinar una Torta amarilla, en base a óxido de uranio U3O8, un componente esencial en la preparación de combustible para reactores nucleares. Las porciones se sirven acompañadas de un té, y al té están invitados todos aquellos que quieran degustar semejante delicia y conversar sobre los peligros y los beneficios del desarrollo nuclear. Papadopoulou asegura que es una forma directa y comprometida de promover el análisis sobre un tema que mucho se dice y muy poco se sabe, especialmente cuando se habla de su peligrosidad o de la necesidad de erradicar todo intento de puesta en marcha.

La mesa se sirve con teteras convencionales, tazas y el plato con porciones de torta conectadas a un contador Geiger, un instrumento que permite medir la radiactividad de un objeto o lugar, detecta cualquier tipo de partículas y radiaciones ionizantes. Obviamente, el dispositivo está en constante funcionamiento y marca niveles de peligro nulos. Los encuentros han congregado a muchos interesados, tanto científicos como entusiastas. Se proyectan videos y se abre el debate.

La obra Knitted Shields (2007) es bastante más simple y simpática. Se trata de una campaña que inició la artista para cubrir los artefactos tecnológicos con fundas tejidas a mano, como prueba de dos situaciones: por un lado que es posible unir la producción artesanal con la industrial masiva, y para denunciar la superposición de los electrodomésticos sobre la vida diaria. “Es tanto por el proceso de producción, como por las cualidades protectoras. Los tejedores sienten de esta forma el empoderamiento y el control sobre los aparatos”, comenta.

Actualmente, Zoe Papadopoulou está trabajando en el proyecto multidisciplinario Reproductive Futures, junto con la doctora Anna Smajdor. La intención es crear un espacio para la discusión sobre las técnicas de reproducción artificial (ART). Mediante la exploración de nuevos escenarios de reproducción, se puede involucrar a la gente en las posibilidades que estos avances presentan, para evitar la polarización de puntos de vista. La artista asegura que los conceptos de paternidad y maternidad se ha propagado a través de la historia de modo incompleto, y en muchos casos falso, con leyendas como la de la cigüeña. La narrativa cultural de la idea de familia se refuerza continuamente en una amplia gama de comentarios e incluso de objetos hogareños. Reproductive… investiga cómo los avances científicos y tecnológicos influyen en esos relatos para explicar la multiplicidad del “de dónde venimos”.

0 comentarios: